Encimeras de acero

Por

Publicado el día 11 abril 2020

Las encimeras de acero inoxidable dan un aspecto vanguardista a la cocina. Hace años estaban reservadas a restaurantes y cocinas profesionales, pero cada vez está más extendido su uso en cocinas domésticas. ¿Por qué? Porque es un material muy higiénico (no acumula bacterias) y además, resiste muy bien el calor.

Encimera de acero

Combinando elementos de acero con colores neutros como blancos, negros y grises podemos conseguir un espacio diferenciado con un toque industrial y elegante a la vez. El acero proporciona brillo y luminosidad a la zona de trabajo.

4

3
¿Cómo se limpia? Un paño suave con agua y jabón es suficiente (ojo, es importante secar bien porque se marcan las gotas con facilidad). Para manchas incrustadas, unas gotas de aceite ayudan a eliminarlas. Nuestra recomendación es limpiar en el sentido de la lija o beta de la encimera.

1

Es importante evitar cualquier producto abrasivo (como amoniaco, agua fuerte y productos que lleven cloro) y evitar los paños o estropajos rugosos (tipo nanas) ya que el principal problema que plantea el acero inoxidable es que se raya y, por tanto, pierde su brillo original. Si con el tiempo perdiera el brillo inicial, existen productos específicos para recuperar parte.
Al tratarse de una aleación de acero, cromo y níquel, es altamente resistente a la corrosión. Como en encimeras fabricadas en otros materiales, se puede crear un orificio para colocar el dosificador del jabón, soldar un fregadero a la encimera, instalar enchufes empotrables, etc.

91 732 24 65¿Quiere que le llamemos?