Taburetes de cocina, cómo elegirlos y qué tipos hay

Por

Publicado el día 28 julio 2020

Taburetes de cocina, claves para elegirlos. ¿Qué tipos hay?

Existen muchos tipos de taburetes de cocina o taburetes de barra. Los hay de diferentes materiales, usos y diseño. Y, aunque gran parte del proceso de escoger un taburete depende del gusto, hay ciertos aspectos que hay que tener en cuenta para encontrar los taburetes que mejor se adapten a nuestra cocina y estilo de vida.

Antes de comprar un taburete, debemos tener en cuenta dónde se ubicará, quién lo utilizará, qué tipo de asiento necesitamos y el material que más nos conviene.

taburetes-3

¿Dónde colocar un taburete?

Los taburetes están diseñados para ser utilizados en barras, encimeras o mesas altas. Pueden moverse de un lado a otro según nuestras necesidades o encontrarse siempre en un sitio fijo de la casa. De esto dependerá el tipo de taburete que necesitemos.

En caso de que los taburetes estén ubicados siempre en el mismo lugar y con la misma altura, deberemos adquirir un taburete fijo, que nos proporciones durabilidad y estabilidad. Por ejemplo, una barra fija de una sola altura en la cocina, o una barra de bar o cafetería.

En el caso de que necesitemos un taburete versátil, que funcione a diferentes alturas, la mejor opción será un taburete hidráulico con altura regulable. Por ejemplo, cuando tengamos una isla central con dos niveles. En muchos casos, esto taburetes cuenta con un posapié para mayor confort.

¿Quién va a usar el taburete?

Más allá de la estética del taburete, tenemos que tomar en cuenta que debe adaptarse a quién lo vaya usar. Si va a ser utilizado por diferentes personas de diferentes alturas, es recomendable un taburete hidráulico regulable. Así, cada persona podrá adaptarlo según sus necesidades.

La diferencia de altura entre el asiento del taburete y la barra debe ser de unos 30cm para que quepan las piernas del comensal con comodidad.

Si el taburete va a ser utilizado por personas mayores o niños, es preferible optar por uno más estable, de cuatro patas, para evitar accidentes y movimientos inestables al levantarse o sentarse en él.

Tipo de asiento y respaldo

Otro aspecto a tomar en cuenta es el tipo de asiento y respaldo que tendrá el taburete. Esto dependerá de su frecuencia de uso, si se trata de un taburete de disfrute esporádico o continuo; y del tamaño de la cocina.

Los taburetes de asiento amplio y respaldo largo son más cómodos para su uso continuo, pero ocupan más espacio y producen la sensación visual de llenar la estancia. Por lo tanto, son más recomendables en cocinas grandes con barras de mayores dimensiones.

Al contrario, en cocinas más pequeñas deberemos usar taburetes de menores dimensiones, sin respaldo o con respaldo corto. A diferencia de los taburetes sin respaldo, que suelen ser más incómodos, los de respaldo corto conservan su comodidad para uso frecuente, sin recargar la estancia.

taburetes de cocina

Materiales de la estructura

Una vez hemos visto los diferentes tipos de taburetes, según su utilización y ubicación, hay que tomar en cuenta los diferentes materiales en los que podemos adquirirlos. Del material, dependerá gran parte de la resistencia, versatilidad y precio del taburete.

  • Estructura de acero: los taburetes de acero son muy resistentes y estables, especialmente si su estructura está soldada, pues no tendremos que lidiar con tornillos flojos o patas cojas.
  • Estructura de acero inoxidable: este es también un material muy resistente, usualmente utilizado en taburetes hidráulicos. Pueden contar con texturas de color. Estos últimos son más costosos debido a su proceso de fabricación. Es importante que la pintura utilizada sea de calidad para asegurar su durabilidad.
  • Estructura de madera: es una de las opciones más populares, pues permite combinar la madera con diferentes tapices, y estampados. Es un material que aporta calidez a la cocina. Todo un clásico del diseño.

taburetes-2

Materiales del asiento

Además del material de la estructura, tendremos que pensar en el material del asiento que mejor se adapte a nuestras necesidades.

  • Plástico: es tal vez el material menos recomendable por su fragilidad ante las caídas y su incomodidad. Es resbaladizo por lo que tendremos que ajustar la postura con cierta frecuencia. También es un material que genera calor, por lo que hará que sudemos.
  • Polipropileno: Este es un material más resistente y rugoso, por lo que no resbala. Hay de diferentes tipos, pero el más recomendable es el de alta densidad, con una mayor calidad.
  • Asientos tapizados: es la opción más versátil y cómoda, con gran variedad de colores y estilos. Puede tener un estilo más clásico o un aire industrial. Además, da una sensación de calidez. Suele combinarse con una estructura de acero de cuatro patas o madera.
  • Un único material: otra opción es un taburete hecho todo del mismo material, como la madera o acero. Este tipo de taburete tendrá un estilo más sobrio o rústico, dependiendo del material que se utilice.

taburetes-4

91 732 24 65¿Quiere que le llamemos?