Distribuciones de cocinas: ¿cuál es la distribución de cocina óptima?

Por

Publicado el día 20 abril 2021

Cuando soñamos con la idea de tener una cocina bonita, pero sobre todo práctica y funcional, es preciso saber que la distribución que le demos a dicha cocina será un factor absolutamente clave. Y es que el diseño inteligente es fundamental para conseguir una cocina diez, al margen de los metros cuadrados que tenga. Es decir, que no se trata simplemente de elegir muebles más o menos grandes y de colocarlos en la pared, sino de saber aprovechar al máximo el espacio y conseguir ese plus de ergonomía tan necesario para el día a día: tener el suficiente espacio de paso que nos garantice un buen movimiento para cada tarea, aprovechar las alturas para ganar más metros de almacenamiento, ubicar adecuadamente los electrodomésticos para trabajar con comodidad…son solo algunas de las claves que una buena distribución de la cocina debe saber solventar.

 

cocina abierta al salón

 

Pero son muchos más los aspectos que podemos tener en cuenta para conseguir una buena distribución en nuestra cocina, ¿quieres descubrir cuáles son?

 

 

La importancia del triángulo de trabajo

Llamamos “triángulo de trabajo” a una medida de diseño surgida en la década de los años ’20 del siglo pasado, considerada entonces del todo esencial para conseguir esa ergonomía y esa distribución acertada para una cocina. Este tipo de diseño consistía en crear una zona despejada entre los muebles y los electrodomésticos, en forma de triángulo, para poder cocinar bien y con el suficiente espacio, así como para poder moverse con comodidad para la realización también de otras tareas como la limpieza. Dicho triángulo, habitualmente, se creaba distinguiendo bien los siguientes tres puntos de trabajo: la cocina propiamente dicha, la nevera y el fregadero.

El triángulo de trabajo, en definitiva, creaba un espacio en la cocina mucho más eficiente y optimizado, hasta tal punto que sigue siendo una referencia que puede aplicarse también en la actualidad con el mismo efecto positivo, ya que puede funcionar con la mayoría de cocinas existentes. Eso sí, en el caso de que dicho triángulo de trabajo no pueda aplicarse no pasa nada, porque existen muchas otras técnicas aplicables para conseguir una buena distribución en la cocina de nuestros sueños.

 

 

Las 6 mejores distribuciones de cocina del mercado

La distribución de una cocina siempre dependerá de cosas como los metros disponibles, la existencia o no de elementos arquitectónicos como ventanas o pilares y columnas, o de la iluminación disponible, pero lo cierto es que existen una serie de distribuciones que, por sus beneficios, suelen ser las más demandadas del mercado, y a continuación te presentamos las seis más habituales:

 

  • Cocina en una sola pared. Por lo general este tipo de distribución suele ser más habitual en las cocinas más pequeñas y estrechas, como las de muchos pisos del centro de las ciudades, y aunque su elección suele estar siempre orientada a la búsqueda y ahorro del espacio, lo cierto es que también pueden ser muy bonitas y funcionales. Y para mejorar la ergonomía en este tipo de cocinas, lo importante a la hora de instalar los muebles en la pared es buscar la armonía junto al aprovechamiento de los metros cuadrados, lo que puede conseguirse con muebles que vayan hasta el techo y con la instalación de gabinetes superiores e inferiores con una estética limpia y sin estridencias.

 

cocina-blanca-una-pared

 

  • Cocina en forma de L. Este tipo de diseño también es un habitual de las cocinas pequeñas, aunque también puede servir para otras de mayor tamaño, ya que la distribución de los muebles sobre dos paredes perpendiculares hace que pueda aprovecharse mucho mejor el espacio. Eso sí, las esquinas surgidas en este tipo de distribución en forma de L siempre requerirán de soluciones prácticas e inteligentes, como pueda ser la instalación de columnas enteras de almacenaje o con cierres superiores para zona de desayuno o incluso de muebles esquineros para un mayor espacio de almacenamiento. En cualquier caso, este tipo de cocina es muy popular, pues sin duda ofrece una gran flexibilidad en la colocación de electrodomésticos y zonas de trabajo.

 

cocina-blanca-en-L

 

  • Cocina en forma de U. La distribución de cocinas en forma de U es un clásico de las cocinas grandes, lo que supone la colocación de mobiliario y zonas de trabajo en al menos tres paredes adyacentes. Este tipo de diseño proporciona mucho espacio de almacenamiento, pero su colocación puede hacer que todo parezca muy cerrado si no se proyecta en un espacio lo suficientemente amplio. Para evitar esa sensación de abigarramiento, una buena opción es la de no instalar muebles superiores en las tres paredes, sino en una solo o dos de ellas. También puede optarse por la colocación de estantes abiertos, que permiten una mayor sensación de espacio y de ligereza o vitrinas y puertas acristaladas en determinadas zonas. En cualquier caso, la cocina en forma de U siempre permite un gran flujo de trabajo y la posibilidad de que varias personas puedan moverse por ella e interactuar con facilidad.

 

cocina-nergra-blanca-en-U

 

  • Cocina con dos frentes paralelos. Las cocinas con frentes paralelos son muy populares, sobre todo en cocinas alargadas. Constan de dos filas de muebles enfrentadas entre sí, con muebles por lo general altos y bajos, lo que crea un solo pasillo interior de paso a menudo estrecho. Este tipo de distribución también recibe el nombre de cocina de “galera”, y suelen ser las más habituales del mercado porque sirven para aprovechar el espacio al máximo con diseños sencillos y prácticos para el día a día. Una de las opciones más útiles es la de instalar todos los electrodomésticos en un solo frente y diseñar la otra zona con espacio de encimera amplio y despejado, con el fin de poder trabajar con comodidad y almacenar todo lo necesario, o servir un rico desayuno en una zona de barra.

 

cocina-gris-frentes-paralelos

 

  • Cocina con isla. Las cocinas con isla son una opción muy popular en hogares que disponen de mucho espacio y metros cuadrados, pero cada día que pasa se vuelven también habituales en pisos pequeños que deciden eliminar barreras y crear cocinas abiertas al salón para una mayor sensación de amplitud y una mayor practicidad. Esta distribución con isla siempre es un acierto, pues ofrece grandes superficies de trabajo y muchas zonas de almacenamiento, incluso en la isla situada en la zona central entre el mobiliario de pared y el resto de la cocina o de la casa. La isla, además, también puede incorporar la superficie de cocción o el fregadero, así como neveras pequeñas en la zona inferior para el vino o estantes abiertos para almacenar platos y vasos de uso cotidiano. A su vez muchos tipos de isla pueden incorporar barras o mesas con encimeras de continuación, lo que permite fácilmente instalar taburetes para crear un office y un espacio relajado en el que no solo trabajar, sino también disfrutar de grandes momentos con un flujo de paso perfecto.

 

cocina con isla central

 

  • Cocina con península. La distribución de cocina con península es la más parecida a las cocinas con isla, pero a menudo empleada en espacios de menor tamaño o con una distribución menos abierta. Estas cocinas consisten en una zona de mobiliario sobre una pared, continuada (en forma perpendicular) con algún mostrador o barra que sobresalga del resto de la zona de encimera. Esta es una gran solución que ofrece casi los mismos beneficios que una isla de cocina, pero en aquellos lugares en los que el espacio no permita instalar una isla independiente. Por eso, al igual que en la isla, la península se puede utilizar para preparar alimentos, comer, o como zona de trabajo cuando el resto de la zonas libres de encimera estén ocupadas.

 

cocina-santos-negra-península

 

 

Otros puntos importantes para una buena distribución

Además del triángulo de trabajo o de distribuciones tan demandadas como la cocina en L o la cocina con península, existen otra serie de consideraciones que se pueden tener en cuenta para conseguir una buena distribución, como por ejemplo:

  • Que la puerta de entrada no interfiera en la apertura de los electrodomésticos o que las mismas no se solapen entre sí, para lo que muchas veces puede ser bueno el colocar puertas correderas.
  • Conseguir un ancho y un largo adecuados para un correcto movimiento de paso, para lo que mínimamente deberíamos conseguir un espacio libre entre cada frente de al menos un metro.
  • Cuando en la cocina se pueda instalar una zona de comer con mesas y sillas deberemos tener en cuenta que haya espacio disponible para que todos los comensales puedan pasar y que haya también los centímetros libres necesarios como para poder mover las sillas al sentarse y levantarse y para mover las piernas.

 

cocina-santos-office

 

  • A la hora de instalar el fregadero es importante que se sitúe siempre al lado de la placa o del fogón, o enfrente del mismo y de la nevera.
  • Los fregaderos siempre deben estar rodeados, en la medida de lo posible, de zonas de encimera vacías, ya que esto nos permitirá poder conseguir una buena limpieza para escurrir platos y ordenar.
  • Si la cocina dispone de lavavajillas es importante que se sitúe lo más al lado posible del fregadero para facilitar la limpieza y los movimientos asociados a dicha tarea.
  • Además de la iluminación general, cada superficie de trabajo debe estar bien iluminada con una iluminación de trabajo adecuada, para lo que pueden ser muy útiles los carriles y tiras de luz LED.
  • Siempre debe instalarse un buen sistema de ventilación cerca del área de cocinado para una correcta higienización del aire.

 

    91 732 24 65¿Quiere que le llamemos?