Cómo elegir un grifo de cocina

Por

Publicado el día 19 junio 2020

Los grifos de la cocina son un elemento fundamental cuando llevamos a cabo una reforma y aunque de primeras nos parezcan todos iguales, lo cierto es que hay multitud de puntos a tener en cuenta a la hora de decidirnos por uno u otro modelo. Lo primero que tenemos que controlar, antes de instalar cualquier tipo de grifo, es si la presión del agua en nuestra casa funcione de manera adecuada.
En Estudio de cocinas Santos hemos decidido echarte una mano y elaborar una sencilla guía con los detalles a tener en cuenta a la hora de elegir un grifo de cocina.

Isla en cocina de diseño modernoLos grifos de las cocinas pueden instalarse en la encimera o en la pared, aunque esto último es cada vez más raro. Pero si estamos renovando una casa antigua con una instalación de este tipo es importante que tengas en cuenta el ancho de las tomas de agua, ya que tendrás que elegir un modelo de grifo que se ajuste a esta medida.

Cómo elegir un grifo de cocina

Lo más frecuente, por tanto, es que el grifo se coloque en el fregadero o en la encimera. Si tienes dos pilas colócalo en medio, para que puedas utilizarlo indistintamente en uno un otro lado.

Cómo elegir un grifo de cocina

Otro de los elementos a tener en cuenta es el tipo de mando que preferimos para nuestro grifo. Existen dos clases distintas de grifo atendiendo a este factor:
– Grifos monomandos: con una sola palanca regulamos indistintamente la temperatura y la cantidad de agua. El mando puede colocarse tanto en un lateral como en la parte frontal del grifo.
– Grifos bimandos: son aquellos que tienen un mando para el agua fría y otro para la caliente. Era la más común antiguamente aunque cada vez más se está sustituyendo por la monomando. No obstante sigue habiendo grandes diseños de grifos que separan el agua fría del agua caliente.

Cómo elegir un grifo de cocina

A la hora de decidir el tipo de caño que preferimos debemos tener en cuenta siempre la distribución de la cocina y las características de esta. Un caño alto o vertical tiene muchas ventajas a la hora de fregar o llenar una botella puesto que proporciona mucho espacio en el fregadero, pero también salpica más y no es muy adecuado si tenemos una ventana detrás que se abre hacia dentro. En ese caso será mejor instalar un caño horizontal o bajo.
No obstante dentro de los caños verticales u horizontales hay muchas más posibilidades. Por ejemplo los grifos con caño extraíble, que permiten sacar el caño de su compartimento y poder llegar con él más allá del fregadero.

Una manera de salvar el obstáculo que una ventana puede suponer a la hora de instalar el fregadero en frente es hacerse con un grifo de caño abatible. Se trata de una variante del grifo de caño alto o vertical que, tal y como vemos en la fotografía, puede presentarse en posición erguida cuando lo usamos y tumbarse hacia el fregadero cuando necesitamos abrir la ventana. Al igual que los caños extraíbles es solo para instalaciones en fregadero o encimera.

Cómo elegir un grifo de cocina

91 732 24 65¿Quiere que le llamemos?